Propiedad Directa de Oro Físico

Esta página tiene como objetivo explicar las diferencias entre las soluciones de inversión que ofrecen propiedad directa y propiedad mutualizada de oro físico.

 

Riesgos vinculados a la situación financiera actual:

Dos de los riesgos más importantes para los inversores en esta crisis financiera al momento de invertir en oro son:

  • Riesgo de contraparte: este es el riesgo al que se enfrentan los inversores cuando mantienen su inversión a través de un intermediario en vez de hacerlo directamente. Están expuestos al riesgo de incumplimiento de contraparte.
  • El riesgo de no poseer realmente oro físico y la imposibilidad de verificar su existencia.

Con respecto a los riesgos de contraparte, las fallas de MF Global y Sentinel Asset Management son bastante reveladoras: ambas corporaciones estaban ya sea vendiendo certificados de oro o tenían oro almacenado en el sistema bancario. Pero, en ambos casos, los inversores no eran los plenos propietarios de su oro; el oro estaba en manos de MF Global y Sentinel Asset Management.

En los dos casos, los inversores no tenían acceso a su oro y no podían verificarlo o retirarlo de manera oportuna. De esta manera, estuvieron expuestos al riesgo de incumplimiento de contraparte y cayeron víctimas de esas dos empresas.

 

¿Propiedad directa o propiedad mutualizada?

Existen diferencias en muchos niveles:

 

1) ¿Cómo se posee la inversión real en oro?

  • Oro mutualizado, es una parte de una barra de oro (generalmente 12.5 kg). El oro poseído no es una cantidad finita, como un lingote, sino parte de una barra.
  • Oro directo, otorga plena y total propiedad de una barra o un lingote, dependiendo del tamaño de la inversión.

En otras palabras, un inversor puede poseer ya sea una parte de una barra (oro mutualizado) o el 100% de una barra de oro.

 

2) ¿Qué debe elegir un inversor?

  • Por definición, el oro mutualizado es un medio para poseer oro junto a otros inversores (mutualización). De esta manera, la misma barra es poseída por muchos inversores, donde cada uno de ellos posee una parte y no la barra entera.
  • Propiedad directa significa que un inversor posee directa y totalmente una barra o lingote en su nombre completo.

En un caso, la propiedad es mutualizada y en el otro, se trata de una propiedad directa al 100% (en su nombre completo).

 

3) Certificados de propiedad y almacenamiento

  • En el caso del oro mutualizado, los certificados de almacenamiento se emiten en la forma de una lista que incluye todos los números de los clientes y una lista de los números de serie de las barras de oro. Son emitidos por el socio de almacenamiento, por lo que son globales y no están asignados personalmente.
  • En el caso de propiedad directa, el socio de almacenamiento emite un certificado único de almacenamiento para cada cliente. Es único, emitido para cada cliente y menciona con precisión el nombre y apellido del cliente así como los números de serie de la barra o barras.

En un caso, el certificado de almacenamiento es global y no asignado personalmente y, en el otro, es único, personal y muestra la identidad exacta del cliente y el (los) número(s) de serie de la(s) barra(s) que posee, lo que constituye un certificado de propiedad en su nombre completo.

 

4) ¿En qué casos los socios de almacenamiento conocen la identidad de los clientes?

Todas las empresas que ofrecen propiedad directa o mutualizada han establecido alianzas con empresas independientes, especializadas en el almacenamiento seguro de metales preciosos, generalmente fuera del sistema bancario:

  • Oro mutualizado: el socio de almacenamiento solo conoce el número de cliente del inversor y el número de serie de la barra vinculada a dicho número. No reconoce directamente la identidad de cada cliente asignada a un número. Y estas empresas que ofrecen propiedad de oro mutualizado tienen una sola cuenta de almacenamiento en su nombre con el socio de almacenamiento y una multitud de subcuentas para cada uno de sus clientes. El inversor/cliente no tiene una cuenta abierta con el socio de almacenamiento, es el emisor de la solución de oro mutualizada que almacena oro en nombre de sus clientes.
  • Propiedad directa: el socio de almacenamiento, mientras que él mismo emita un certificado de almacenamiento con la identidad exacta del cliente junto con el número de serie de la barra y/o una cuenta de almacenamiento sea abierta directamente en el nombre del cliente, conoce exactamente la identidad de cada cliente y sabe exactamente a quién pertenece cada barra numerada. En este caso particular, tanto la empresa que ofrece la propiedad directa y su socio de almacenamiento conocen la identidad del cliente y el número de serie de la barra o barras que posee.

En un caso (propiedad directa), el socio de almacenamiento conoce la identidad exacta del cliente (nombre y apellido) y, en el otro (oro mutualizado), el socio de almacenamiento tiene una lista de los números de los clientes, pero no conoce la identidad de los clientes aparte de hacerlo a través de la empresa y solo maneja una sola cuenta global para dicha empresa.

 

5) Verificación, acceso directo a los depósitos seguros y la posibilidad de recuperar el oro almacenado

Estas preguntas están ligadas a la anterior:

  • Oro mutualizado: Generalmente es más difícil, incluso imposible, acceder físicamente al oro que uno posee. El modelo de negocios de los proveedores de oro mutualizado no proporciona a los clientes un fácil acceso a su oro y retirar el oro físico que se posee generalmente conlleva severas penalidades por salida.
  • Propiedad directa: Se garantiza el acceso a los depósitos de almacenamiento. El socio de almacenamiento conoce la identidad exacta del cliente y los números de serie de sus barras ya que se ha abierto una cuenta de almacenamiento personal a nombre del cliente. De esta manera, el socio de almacenamiento tiene la obligación legal de autorizar el acceso del cliente a sus existencias y, adicionalmente, no es necesaria la presencia del empleado o empleados de la entidad vendedora. La posesión física del oro por parte del cliente está autorizado legalmente (sin el pago de ninguna penalidad) ya que el cliente es el propietario directo de las barras.

 

6) Diferencias de costo

Poseer oro mutualizado es menos costoso que la propiedad plena directa, lo que puede explicarse por los costos adicionales inherentes a poseer oro directamente en el nombre de la persona.

Por ejemplo, costos adicionales relacionados con la entrega garantizada de barras y lingotes para cada cliente, cargos por manipulación aplicados no solamente a una barra de 12.5 kg (oro mutualizado), sino a cada existencia de oro entregada en la cuenta del cliente a los depósitos seguros, cargos por apertura de una cuenta de almacenamiento a nombre del cliente por parte del socio de almacenamiento, expedición de un certificado de almacenamiento personal, etc.

 

Conclusión:

Estas dos soluciones que permiten poseer oro fuera del sistema bancario son para inversores con perfiles distintos. Cada una tiene sus ventajas.

Cada inversor debe tomar entonces su propia decisión dependiendo de su perfil de inversión, es decir, negociación, inversor a corto o largo plazo, costos implicados, propiedad plena o propiedad mutualizada, garantía de poseer oro en su propio nombre sin ningún intermediario, acceso directo a la bóveda, posibilidad de tomar posesión de las barras rápidamente, liquidez de la inversión...

Crear una cuenta